lunes, 28 de septiembre de 2009

Quizás a muchos le ha pasado, que por cuestiones de la vida, te separan de tu hermano o hermana al nacer, y por cosas del destino, resulta que en tu trabajo, tu compañero de labores, resultó ser ese familiar.

Gary Nisbet, de 36, y Randy Joubert, de 35 eran confundidos por sus compañeros de trabajo por su llamativo parecido. Ambos fueron dados en adopción siendo bebés y llevaron vidas separadas. Sin embargo el destino quiso que Randy empezara a trabajar en la firma de mudanza de muebles Dow Furniture Removals en Waldoboro, Estados Unidos.

Un día -al verse tan parecido a su nuevo compañero- Randy se acercó a su hermano y le preguntó: "Gary, te voy a hacer una pregunta extraña. ¿Sos adoptado?". “¿Y tú como lo sabes?”, fue la respuesta que obtuvo. Joubert confirmó su teoría averiguando el nombre de sus padres biológicos.

Gary ni siquiera sospechaba que tenía un hermano biológico. Según Randy "este chico podía estar en cualquier lugar del mundo y aquí estoy cargando muebles con él".

Tagged:

0 comentarios :

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...