miércoles, 28 de octubre de 2009

Esta noticia si para morirse de la risa. Resulta que una mujer ha preferido quedarse con su cocodrilo, en vez de elegir a su compañero de toda la vida, o sea su esposo.

Una señora australiana decidió divorciarse cuando su marido le exigió que eligiera entre él y su cocodrilo. No quiso desprenderse del reptil (refiriéndonos al cocodrilo, no al marido) porque "es como un hijo" para ella.

Vicki Lowing, de 52, crió a su amado cocodrilo durante trece años. Lo pasea alrededor de la casa y hasta lo deja dormir en la cama de su hijo Andrew. ¡Mientras Andrew está acostado! La mujer, enfermera en Melbourne, adoptó al animal cuando apareció en la entrada de su casa en 1996. Su marido Greg le pidió que se desprendiera del animal pero ella no accedió, así que se divorciaron.

"Ni bien empecé a cuidar a Johnie (así se llama la bestia), Greg y yo empezamos a tener problemas. No hacíamos más que pelear". Vicki crió juntos a Andrew y a Johnie que es sólo 18 meses menor que su hermano humano.

Tagged:

0 comentarios :

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...