miércoles, 11 de noviembre de 2009

Quizás la difícil situación económica que atraviesa éste hombre, ha determinado que quiera vender su nombre a cualquier postor. Y dice lo siguiente: "Pónganme el nombre que quieran".

Calvin Gosz, un joven desocupado de 19 años, está rematando su nombre a través de un famoso portal de remates por Internet. La base es de 5.000 dólares. Según explicó, está dispuesto a cambiarse legalmente el nombre a cualquier cosa que el comprador disponga.

"Espero que sea algo más tipo Ronald McDonald que un insulto directo. Me imagino que podría ser un hombre muy rico que está aburrido y que no sabe qué hacer con su dinero", explicó Calvin.

Según reza la página en cuestión "el título lo dice todo. Me cambiaré el nombre a cualquier cosa y presentaré la documentación correspondiente cuando haya recibido el pago. Literalmente me pondré lo que sea: nombres corporativos, humor escatológico, letras al azar, lo que sea."

Tagged:

0 comentarios :

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...