martes, 10 de noviembre de 2009

Un hombre que participaba como voluntario en una exhibición aérea se subió a un moderno avión militar para experimentar la sensación. Una vez en el aire y a toda velocidad se lanzó a sí mismo fuera del avión cuando buscaba de dónde agarrarse. Al parecer tiró de una palanca amarilla que encontró entre sus piernas.

Inmediatamente dos cohetes adheridos a la parte de atrás del asiento lanzaron al hombre al cielo a través de la cúpula de la cabina. Afortunadamente, el hombre bajó a tierra sano y salvo gracias al paracaídas que se abrió automáticamente.

La fuerza aérea sudafricana envió un helicóptero a recoger al pasajero que cayó en las inmediaciones de la estación aérea de Langebaanweg cerca de Ciudad del Cabo.

Tagged:

0 comentarios :

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...