jueves, 4 de febrero de 2010

Con la finalidad de innovar y ser original, un modista creó un vestido de novia comestible, y muchos ya piensan que esto serviría de mucho para ahorrar en gastos de tortas.

El asombroso vestido/torta de casamiento es una excentricidad extrema. Pero lo cierto es que también es sexy la idea de que a más invitados (o en su defecto, mayor hambre) más develaremos en forma prematura los secretos de la noche de bodas.

La artista Lukka Sigurdardottir es la autora de esta osada mezcla de gastronomía y moda, y su divertida creación quedó documentada en un blog. La creación no es para nada práctica ya que la novia debería trasladarse en un carrito o plataforma y sería perseguida constantemente por todo tipo de alimañas incluyendo niños y moscas.

Tagged:

0 comentarios :

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...