jueves, 1 de abril de 2010

Esta noticia puede ser interesante para todos los varones que presentan calvicie. Y es que un sujeto ingles le da un valor artístico a su cabeza pelada, dibujando cosas tan extrañas y muy sorprendentes a la vez.

Philip Levine se empezó a quedar pelado en el 2006 y vio el medio vaso lleno: pensó en que era una buena idea utilizar su árido cráneo como un lienzo impoluto para expresiones artísticas. Increíblemente donde no crecía ni un mísero pelo, él cosechó fama y fortuna.

Su cabeza ha sido una ochentosa bola de espejos, un muro para grafitis, un smiley y hasta un hermoso ecosistema submarino. Trabaja en conjunto (si a entregar la bocha se le puede llamar trabajo) junto con la body-painter Kat Sinclair.

Philip se ha transformado en un ícono (no sabemos muy bien de qué) en Londres y su popularidad llega hasta China y Japón. Firmas de cosméticos patrocinan su obra y pintores renombrados le han garabateado el marulo.

Una selección de fotos de su calva puede disfrutarse en su sitio personal.

Tagged:

0 comentarios :

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...