miércoles, 12 de mayo de 2010

Esto sí es un verdadero milagro. Resulta que un niño de tan solo 8 añitos se salvó de caer del octavo piso de un edificio, gracias a sus orejas, es decir, sus orejas se trabaron en las rejas del balcón, evitando que ocurriera una desgracia.

Un niño se deslizó a través de las rejas que cubren el balcón de un edificio de departamentos en la provincia china de Hubei. Se hubiera precipitado hacia una muerte segura si sus orejas no se hubieran trabado en los barrotes. Los vecinos escucharon los gritos del joven y los bomberos lograron rescatarlo.

El abuelo de Ming Ming lo había dejado durmiendo en la vivienda y al parecer el niño despertó y al buscar a su abuelo cayó por la ventana. Al ser tan pequeño, su cuerpo logró deslizarse entre los barrotes de la reja de protección pero sus orejas se trabaron milagrosamente.

Wang Shen, vocero del departamento de bomberos explicó que "el niño podría haber caído al vacío o haberse estrangulado fácilmente".

Tagged:

0 comentarios :

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...