jueves, 19 de mayo de 2011

Una mujer británica de 60 años murió hoy decapitada en la localidad española de Los Cristianos, en Tenerife (Islas Canarias), presuntamente por un ciudadano búlgaro de 28 años que la degolló en una tienda y huyó del local con la cabeza de la mujer en la mano.

La Policía Nacional detuvo al presunto autor de la muerte, el ciudadano búlgaro Deyan Valentinov D., al parecer con sus facultades mentales alteradas, poco después de que perpetrara la agresión en el interior de una tienda de productos chinos del centro comercial Valdés Center, de Los Cristianos, una localidad turística del municipio tinerfeño de Arona.

Tras atacar a la víctima y decapitarla, el agresor salió al exterior del establecimiento exhibiendo la cabeza en su mano delante de varios testigos para después abandonarla en el pavimento.

Según se desprende de los datos obtenidos hasta el momento, no existía relación alguna entre la víctima, cuya identidad no ha sido divulgada, y su agresor.

David, un joven italiano, señaló a Efe que tras salir de la tienda varios transeúntes intentaron capturar al hombre pero no pudieron, aunque este tropezó, cayó al suelo y dejó abandonada la cabeza.

Fue al cruzar la calle cuando el joven italiano, que iba en moto, lanzó su casco sobre el presunto asesino, le golpeó en la cabeza y cayó al suelo.

Según su relato, en ese momento varias personas se lanzaron sobre el hombre y consiguieron retenerlo hasta su detención por la Policía.

En el momento de la detención, el presunto homicida, que había sido detenido ya en ocasiones anteriores por delitos de daños y lesiones, forcejeaba con un vigilante de seguridad.

La delegada del Gobierno en las Islas Canarias, Dominica Fernández, confirmó que el hombre que degolló a la mujer eligió a su víctima al azar y que este tenía, al parecer, sus facultades mentales alteradas.

El alcalde de Arona, José Alberto González Reverón, manifestó que se trató de un asesinato espeluznante y un crimen atroz y señaló que es el peor de los ocurridos en los últimos años en el municipio.

González Reverón explicó que de acuerdo con la grabación del establecimiento, el hombre entró en la tienda, no cruzó ninguna palabra con la víctima y tras coger un cuchillo de medianas dimensiones, la decapitó.

Sobre el presunto autor de la muerte de la mujer, el alcalde dijo que se trata de un ciudadano búlgaro, nacido en 1983, con antecedentes policiales por algunos altercados y vivía en una casa semiabandonada en situación de indigencia.

Al parecer, sufría algún trastorno mental y en ocasiones gritaba que era "Dios en la tierra". EFE

Tagged:

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...