sábado, 14 de julio de 2012

En lugar de ser felicitado por su arrojo, un socorrista que salvó la vida de un hombre que se estaba ahogando en una playa de Florida fue despedido por abandonar la zona que tenía que vigilar, informaron hoy medios locales.

Tomás López, de 21 años, se encontraba patrullando este lunes en una zona de Hallandale Beach (norte de Miami) cuando le alertaron de que un bañista se encontraba en peligro en un área sin vigilancia y sin pensarlo dos veces se lanzó a salvarle.

"Comencé a correr, aunque al principio no vi a la persona" que se ahogaba, señaló López al Canal 10 de la televisión local.

El socorrista finalmente logró divisar al hombre, sacarle del agua y practicarle los primeros auxilios, en un día en que la playa se encontraba abarrotada de personas.

Su acción en lugar de ser premiada fue castigada por la empresa de vigilancia para la que trabajaba con el argumento de que descuidó el área que tenía asignada.

Sus compañeros y el vicealcalde de Hallandale Beach, Bill Julian, han salido en defensa de López.

Es un "héroe" y "no debería haber sido despedido", dijo Julian.

Otro socorrista contratado por la misma empresa, Szilard Janko, presentó su renuncia en solidaridad con López y subrayó que mientras éste emprendía la carrera para salvar al bañista en peligro otros dos compañeros vigilaban la zona que tenía asignada el joven hispano.

"Creo que deberíamos poder rescatar a cualquier persona en cualquier lugar", dijo Janko.

Ambos reconocieron que estaban al tanto de las reglas pero que jamás llegaron a pensar que abandonar su puesto para socorrer a una persona que se estaba ahogando les supusiera la pérdida de su puesto de trabajo, cuando precisamente su obligación es salvar vidas.

"No voy a poner mi trabajo por encima de mi deber de ayudar a alguien. Voy a hacer lo que crea que es lo correcto", dijo López.

La compañía, Jeff Ellis Associates, con sede en Orlando, tiene un contrato con la ciudad para realizar labores de vigilancia sólo en ciertos puntos frecuentados de la playa y considera que los socorristas deberían haber llamado a la línea telefónica de emergencias en lugar de acudir en ayudas del bañista que se ahogaba.

El vicealcalde de Hallandale Beach dijo a medios locales que, tras el despido de López, la alcaldía no renovará el contrato con la compañía encargada desde 2003 de la vigilancia de esos tramos de la playa.

Tagged:

0 comentarios :

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...