jueves, 30 de agosto de 2012

Esta es la historia de una empleada del hogar en Arabia Saudita, quien trabajaba con unos patrones realmente desquiciados, al punto que la torturaban sicológica y físicamente. Pero lo más impactante fue que ella tenía incrustados en su cuerpo 24 clavos y agujas.

Luego de un tiempo de soportar estos horrendos maltrados, pudo escapar del infierno. Sus agresores encontraron una cruel manera de castigar por supuestas faltas de la mujer. Es así que comenzaron a torturarla insertando en su cuerpo agujas calientes y clavos. La mayoría de los clavos fueron martillados en las manos y los pies de la pobre mujer. Los médicos encontraron 24 clavos y agujas dentro del cuerpo.




Tagged: , , ,

0 comentarios :

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...