viernes, 5 de octubre de 2012

En 1998, el doctor Andrew Wakerfield publicó un articulo en una revista londinense en el que decía que niños con autismo, síndrome de Asperger y epilepsia habían desarrollado dicho problema por culpa de una vacuna. 

Semanas después se descubrió que el galeno recibía grandes cantidades de dinero por parte de una asociación que estaba en contra de esa vacuna en específico.

Tagged:

0 comentarios :

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...