sábado, 10 de noviembre de 2012

La zona de Alexandra se ubica en la ciudad de Johannesburgo, Sudáfrica, y tiene un grave problema: la invasión de miles de ratas.

Según el diario británico The Guardian la situación es tan caótica que algunos niños han sido atacados por los roedores.

Por eso, una organización benéfica local llamada Lifeline ha ideado un plan para acabar con esta plaga: entregar un celular a las personas que demuestren haber matado 60 ratas. Luego, de ser entregado el equipo telefónico, se procede a acudir al lugar y realizar una fumigación exhaustiva.

Sin embargo, la alta demanda por realizar esta “tarea” ha traído ciertos inconvenientes. Por ejemplo, un grupo de actividades de derechos por los animales han denunciado los asesinatos en masa de los roedores debido a su excesiva crueldad.

Por su parte, un miembro del concejo de Johannesburgo dice que esta idea es la que más resultados ha dado para controlar la población de ratas.

Ella señala que existe un temor real de que los roedores “conviertan la ciudad en su propiedad”. Eso no es todo, en el otro extremo hay una preocupación por el gran entusiamo de los ciudadanos en busca de un celular, quienes parecen ser capaces de conseguir ratas de todos los lugares posibles para acceder al obsequio.

Tagged:

0 comentarios :

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...