lunes, 4 de marzo de 2013

Un hecho insólito ha ocurrido en Florida, Estados Unidos, pues un sujeto desapareció en un enorme socavón que se abrio en su propio dormitorio, y el agujero aun sigue creciendo mas y mas.

"El socavón es extremadamente inestable", explicó el jefe del departamento de bomberos del condado de Hillsborough, Ron Rogers, en una conferencia de prensa ofrecida unas 20 horas después de que el suelo de la vivienda se abriera por primera vez.

Según detallaron los responsables de las tareas de rescate, hacia las once de la noche del jueves, hora local, se produjo el primer agujero en el dormitorio de la vivienda, donde se encontraba Jeff Bush, de 36 años.

Poco después el agujero se agrandó ligeramente y se hizo más profundo. Su hermano, Jeremy Bush, también estaba en la vivienda y corrió hacia el dormitorio al oír un fuerte ruido.

"Vi el agujero y me metí para tratar de sacar a mi hermano", relató el hombre, quien dijo haberle oído gritar pidiendo auxilio. Sin embargo, sólo vio parte de su colchón enterrado entre los escombros.

El primer agente de policía que llegó a la vivienda explicó a la presa: "Abrí la puerta y sólo vi un agujero; no quedaba nada del dormitorio".

El agente rescató a Jeremy Bush, que estaba entonces tratando de salir del agujero, y se fueron de la vivienda, que se encuentra en Brandon -a las afueras de Tampa-, por temor a que la sima siguiera aumentando de tamaño.

En declaraciones a los medios locales arremolinados en el exterior de la vivienda, Jeremy Bush relató este viernes una y otra vez todo lo sucedido en la casa, en la que había cinco personas en el momento del incidente, incluido un niño de dos años.

"Dentro de mí sé que está muerto, pero quiero estar aquí con él. Era mi hermano", decía entre sollozos, rodeado de otros familiares.

Una compañía especializada que está colaborando en las tareas de rescate ha introducido por el alcantarillado aparatos para determinar si hay señales de vida bajo los escombros pero no se ha detectado nada. Las autoridades también dan por muerto al joven.

Este tipo de socavones son relativamente habituales en Florida, debido al terreno de piedra caliza y otras rocas carbonatadas sobre el que se asienta, que se erosionan fácilmente con el agua subterránea creando agujeros que, en ocasiones, provocan el derrumbe de lo que tienen encima al nivel de la superficie.

Según el Departamento de Protección Medioambiental de Florida, "estos sumideros se forman en terrenos kársticos principalmente por el colapso de sedimentos superficiales en los huecos subterráneos y cavidades en la roca caliza".

Las aguas subterráneas ligeramente ácidas disuelven lentamente la roca creando cuevas en la piedra caliza. Cuando esta se agranda hasta el punto de que el techo de la cavidad ya no puede soportar el peso de los sedimentos superiores, la tierra se hunde en lo que se asemeja a un desagüe.

"El suelo del dormitorio ha colapsado y mi cuñado está ahí. Está debajo de la casa", se escucha en la grabación de la llamada de alerta al 911 que ha sido difundida.

Según un informe del Comité de Banca y Aseguradoras del Senado de Florida, sólo entre 2006 y 2010 se presentaron en este estado 24.671 reclamos de indemnizaciones por socavones de esta naturaleza, lo que supone una media de 17 al día.

Sin embargo, las particulares circunstancias de este derrumbe llevaron hoy al ingeniero Larry Madrid, que participa en las tareas de rescate, a decir que se trata de una situación "sin precedentes" y que lo más probable que es la sima siga aumentando, ya que el terreno es enormemente inestable.

Las mediciones que se han hecho de la presión del agua subterránea también apuntan a una gran inestabilidad del terreno, muy arenoso en esa zona, según detalló Mike Merrill, administrador del condado.

La prioridad ahora de las autoridades es determinar la amplitud de la cavidad subterránea, para así saber qué parte de la superficie podría derrumbarse y acotar mejor qué viviendas deben permanecer desalojadas, qué perímetro de seguridad se debe mantener y dónde se puede situar la maquinaria pesada necesaria para trabajar.

Bill Bracken, responsable de la compañía de ingeniería que está llevando a cabo los trabajos de emergencias, detalló que la sima tiene entre seis y nueve metros de diámetro y unos nueve de profundidad.

"Comenzó en el dormitorio aunque ha ido aumentando de tamaño y se está tragando toda la casa", resumió muy gráficamente.
EFE

Tagged:

0 comentarios :

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...