viernes, 25 de octubre de 2013

Con tan solo 5 años, Isaac Brown está aprendiendo el abecedario y a sumar, pero también está entendiendo algo raro para él pero muy común para cualquier niño del mundo: sentir dolor.

El niño nació en Mapleton, Iowa, con insensibilidad congénita al dolor, es decir, nunca siente dolor, aunque se haya roto un hueso.

Como él no sabe lo que se siente cuando tiene una lesión, sus padres le están enseñando cómo identificarlo y cómo permanecer saludable.

Su madre manifestó que cuando se caía o se chancaba la cabeza en la mesa, él no sentía nada y solo se reía. Contó que una vez le cayó café caliente en la mano sin que sintiera nada, incluso puso su mano en el horno caliente y ni siquiera hizo un gesto.

Luego de confirmar con los médicos que tenía insensibilidad al dolor, los padres buscaron en el internet si había casos similares en el mundo y encontraron una página en Facebook llamada "The gift of pain" que en español significa "El regalo del dolor", donde otros padres hablan de la misma situación que Isaac sufre o mejor dicho que Isaac goza.

Entre tanto, sus padres le han enseñado la importancia de avisarles si ve sangre en su cuerpo o exclamar ante un dolor, algo que cualquier niño de su edad lo hace inclusive por las puras.

Tagged:

0 comentarios :

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...