miércoles, 16 de octubre de 2013

La droga casera que se inyectan miles de toxicómanos rusos se conoce como Krokodil o ‘cocodrilo’, creada a partir de ingredientes altamente tóxicos que hacen que la piel se vuelva escamosa, y luego literalmente se cae a pedazos.

Además no solo devora la piel, pulveriza los huesos y los dientes de igual forma. La personas que la consumen vuelven a hacerlo pese a presentar terribles afecciones.

Por esta razón lo peor de esta sustancia no es su poder destructivo si no el adictivo, que es más alto que la de cualquier droga existente; además de ser mucho más económica  por lo que se ha convertido en una de las favoritas de los jóvenes rusos.

Los componentes son derretidos para llevarlo al estado líquido tal como se hace con la heroína, pero su poder es tres veces más letal.

Tagged:

0 comentarios :

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...